Las Arcillas: Un paisaje cultural en la ciudad de Teruel

La arcilla es la materia prima esencial para la fabricación de la cerámica, hasta tal punto que la distribución geográfica de los alfares está en relación directa a la ubicación de las canteras de tierra disponibles. Teruel es un ejemplo de centro alfarero que ha contado siempre con abundantes tierras de distintas variedades que permitían ser usadas para muy diversas especialidades cerámicas.

El territorio turolense se ubica próximo a la confluencia de los ríos Alfambra y Guadalaviar, dentro de una fosa en la que destacan, a nivel geológico, depósitos arcillosos que pertenecen a la llamada “Serie Roja”. Estos materiales se caracterizan por otorgar a la cerámica un intenso color rojizo en muchas tonalidades, especialmente la más oscura.

Las canteras de arcilla se extienden a lo largo de una amplia área al nordeste de la ciudad que fue utilizada por los alfareros turolenses desde la Edad Media hasta época reciente. En esta zona, conectada con los barrios de San Julián, Arrabal y Carrel, encontramos una zona conocida como Las Arcillas o Los Monotes, denominada así por las formaciones originadas por la actividad de extracción del material.

Dadas las posibilidades que ofrece este entorno natural, durante siglos se concentró aquí la extracción de arcilla para el abastecimiento de los numerosos alfares que trabajaron para elaborar la cerámica esmaltada que decora la arquitectura mudéjar y la cerámica decorada, tan representativa de la producción turolense. La constante actividad humana que ha tenido lugar en el transcurso de la historia en el espacio de Las Arcillas ha ido configurando y modelando un paisaje singular, vinculado estrechamente al pasado alfarero de Teruel y su patrimonio cultural.

En los últimos tiempos, Las Arcillas han experimentado una situación de abandono que afecta a la integridad de las canteras debido a la explotación masiva que se dio con fines industriales. Ademas, se han visto desvinculadas del espacio urbano por la construcción de la ronda de conexión de barrios, que las aísla de su contexto en el arrabal de la ciudad.

Ante esta circunstancia, el Ayuntamiento de Teruel ha impulsado recientemente un proyecto de recuperación de las antiguas canteras de arcilla que trataré en próximas entradas. Se trata del Plan LIFE+ Teruel, que persigue la regeneración de este espacio natural humanizado y su integración urbana. Una iniciativa que reivindica la zona de Las Arcillas como paisaje cultural en relación con el patrimonio cerámico y los valores vinculados a él, en los que se reconoce la población turolense.


Referencias:
  • ÁLVARO ZAMORA, Mª Isabel. “La cerámica de Teruel”,  Cartillas turolenses nº 8,  Instituto de Estudios Turolenses, Teruel, 1987.
  • ORTEGA ORTEGA, Julián M. Operis  terre turolii, La Cerámica Bajomedieval en Teruel. Museo de Teruel. Diputación Provincial de Teruel, Teruel, marzo-junio 2002.
  • DÍEZ, Carmen y SÁNCHEZ LAMPREAVE, Ricardo. “Teruel y Las Arcillas, torres y monotes / Teruel and Las Arcillas, Towers and Monotes”. LIFE+ TERUEL, Recuperación de Las Arcillas / TERUEL LIFE+, Recovery of Las Arcillas enviroment. Ayuntamiento de Teruel, Teruel, 2014.
  • IBÁÑEZ GONZÁLEZ, Javier. “Las arcillas, paisaje y patrimonio alfarero”. LIFE+ TERUEL, Recuperación de Las Arcillas / TERUEL LIFE+, Recovery of Las Arcillas enviroment. Ayuntamiento de Teruel, Teruel, 2014.
  • http://life.teruel.es/
Anuncios

3 thoughts on “Las Arcillas: Un paisaje cultural en la ciudad de Teruel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s